6 cosas sobre tus pinturas acrílicas que debes conocer.

En este artículo te enseñamos 6 cosas sobre tus pinturas acrílicas que debes conocer. Las pinturas acrílicas son de base acuosa y los pigmentos están contenidos en un polímero, que actúa como emulsionante.

Propiedades de los acrílicos.

Los acrílicos con más fáciles de manipular que los óleos porque son solubles en agua y tienen un tiempo de secado más corto. Encontrarás una enorme gama de colores y consistencias. Pero lo más recomendable para crear cuadros con colores duraderos es elegir una pintura acrílica de buena calidad y de pigmento puro.

Encontrarás acrílicos en muy diversas presentaciones: en spray, en tinta, como rotuladores, y en botes y tubos de pintura. La consistencia de los acrílicos también varía mucho: los ligeros tienen una textura suave y cremosa, mientras que los pesados y los muy pesados son excepcionalmente espesos. También encontrarás acrílicos en forma líquida.

Tu estilo de trabajo determinará el tipo de pintura que necesitas. La espesa es ideal para obras muy expresivas y con textura, en las que tienen que verse las pinceladas en el cuadro. En obras detalladas o si buscas un acabado plano, es preferible una consistencia más suave, especialmente en superficies grandes. Encontrarás tres calidades: básica, para estudiantes y profesional. El precio, refleja la proporción de pigmento puro y aglutinante: cuanto más puro sea el pigmento, más cara será la pintura. Un pigmento más puro cambiará menos de color cuando se seque. También se conservará mejor y tendrá más solidez de color: sus colores resistirán más la exposición del sol. Existe una gama descomunal de colores acrílicos de diferentes fabricantes; puedes mezclar diferentes marcas de acrílicos si tienen el mismo aglutinante. Además de los típicos colores tradicionales, de vez en cuando aparecen algunos nuevos.

deGranero acrílicas

6 cosas sobre tus pinturas acrílicas que debes conocer.

  1. Blanco y negro: Tienes poca variación a la hora de elegir pintura blanca o negra. Las diferencias oscilan desde cambios muy sutiles, como un poco más de transparencia u opacidad, hasta contrastes muy marcados. Entre los diferentes negros del mercado hay negro de hueso, negro de Marte, negro marfil y negro de carbón (el más oscuro). En cuanto a blancos, las opciones son blanco de zinc, muy transparente, y blanco de titanio, el más opaco. La elección depende del tema y del estilo: el retrato requiere una mezcla suave de colores, mientras que en pintura de colores fuertes precisa una versión más dominante.
  2. Cuidado de las pintura: Mantén alejada la pintura acrílica de fuentes de calor y de la luz directa del sol, ya que se secará en su recipiente. Si se congela, también se verá afectada. Mantén los recipientes bien sellados para evitar contaminantes. Los acrílicos duran varios años, pero tienen una fecha de caducidad más corta que los óleos, que duran décadas. Tras abrirlos, la intensidad de los colores disminuye con el tiempo. Si detectas moho o un olor agrio, es que tus acrílicos han caducado. Como los acrílicos se secan muy deprisa, debes tomar precauciones para evitar, por ejemplo, que se te sequen los colores mezclados por la noche. Utiliza una paleta con pocillos hondos y tapa hermética, y déjala tapada en un lugar fresco cuando no pintes. Si aparece una película en la superficie de la pintura, rómpela con una espátula para volver a pintar.
  3. Pintura especializada: Las pinturas acrílica fluorescentes y metálicas crean efectos interesantes. No obstante, el pigmento fluorescente se va apagando a la luz del sol directa y puede llegar a desaparecer completamente.
  4. Tipos de pintura acrílica: La pintura acrílica se manipula más fácilmente que la pintura al óleo y se aplica con diversos métodos, desde aerosoles hasta rotuladores.
  5. Paleta básica: Amarillo limón, amarillo cadmio, amarillo cadmio oscuro, ocre amarillo, siena tostada, rojo cadmio, magenta, violeta oscuro, azul cobalto, azul cerúleo, cian, verde ftalo, verde salvia y verde oliva claro. Esta sugerencia de paleta incluye una buena gama de tonos cálidos y fríos; también debes añadir el blanco de titanio. Algunos colores como la gama de cadmios son más caros.
  6. Colores adicionales: La gama disponible de colores acrílicos es enorme, experimenta con los tonos. Añade retardador de secado cuando mezcles pinturas para evitar que se sequen con demasiada rapidez.

Hasta aquí estas 6 cosas sobre tus pinturas acrílicas que debes conocer. Como siempre, esperamos haberte enseñado algo nuevo. Estaremos encantados de recibirte en nuestras clases de pintura en Madrid o en nuestras clases de pintura online.