4 pasos para barnizar un cuadro que debes conocer.

En este artículo te explicamos 4 pasos para barnizar un cuadro que debes conocer.

¿Qué es barnizar?

Barnizar es aplicar barniz a una superficie. En este caso hablamos de un cuadro, que puede estar pintado sobre una tabla, tabla entelada, lienzo o incluso papel. Dependiendo de con qué técnica hayamos trabajado el cuadro aplicaremos un barniz u otro. Hay barnices específicos para acrílico que no son más que una cola sintética (por ejemplo acetato de polivinílo) diluida en agua al cincuenta por ciento. Pero también hay barnices para óleo que también podrían emplearse para acrílico, generalmente vienen de una goma (por ejemplo goma Damar) que se diluye en esencia de trementina a través de una muñequilla que hace de filtro. Puedes fabricar el barniz tu mismo o emplear alguno de todos los que puedes encontrar en el mercado.

Barnizar, proteger y potenciar…

Una vez hayas terminado tu cuadro, debes dejar que se seque por completo antes de aplicarle el barniz. La ventajas del barniz son diversas. Gracias a él protegerás la superficie de la pintura de la luz y las condiciones atmosféricas, otorgarás más profundidad a los colores vivos y mejorarás el aspecto general del cuadro. Vas a encontrar barnices mates o brillantes, si mezclas ambos conseguirás un efecto satinado. Cuidado con los barnices mates, llevan un poco de cera y tienden a amarillear.

deGranero barnizar un cuadro

¿Cuándo empezar a barnizar un cuadro?

La pintura al óleo puede tardar hasta un mes en secarse, piensa que el óleo es pigmento aglutinado con aceite y un poco de cera de abejas. El aceite tarda en secar, por lo que aunque la capa superficial esté seca, las capas internas aun están frescas. Por lo que deberías esperar mínimo seis meses para barnizar, o incluso más en pinturas gruesas. La pintura se seca de fuera a dentro, por lo que a veces parece seca al tacto, pero continúa húmeda debajo. Comprueba siempre que la superficie a barnizar está bien seca.

4 pasos para barnizar un cuadro que debes conocer.

El barniz potencia los colores y da coherencia al acabado de la superficie. Barniza siempre en una zona bien ventilada y libre de polvo con un pincel limpio y seco.

  1. Cuadro acabado y seco: Después de varios meses de reposo, comprueba que el cuadro está seco. Si es así, colócalo plano sobre una mesa.
  2. Aplica el barniz: Moja una brocha grande en el barniz y retira el exceso de material en el borde del recipiente. Aplica una capa fina con una pincelada larga y sigue por todo el lienzo. Da otra pincelada que se solape un poco con la primera, y sigue hacia abajo. Una vez seco el barniz aplica otra capa.
  3. Barniz húmedo: El barniz tardará unas 24 horas en secar por completo. Mantén el cuadro sin polvo mientras se seque. Si es posible, protégelo con un cartón pluma con algún separador para que no toque la superficie barnizada.
  4. Cuadro barnizado seco: Tras secarse el barniz, la superficie presentará un acabado consistente. Los oscuros parecerán más vivos.

Hasta aquí estos 4 pasos para barnizar un cuadro que debes conocer. Esperamos haberte enseñado algo nuevo. Estaremos encantados de recibirte en nuestras clases de pintura en Madrid o en nuestras clases de dibujo y pintura online.