4 técnicas para pintar con acrílico espeso que debes conocer.

En este artículo te explicamos 4 técnicas para pintar con acrílico espeso que debes conocer. Es fácil dejarse seducir por el acrílico en su estado natural, por la consistencia que tiene la pintura recién salida del tubo. Sin embargo, recomendamos aplicar la pintura espesa sobre una superficie de lavados diluidos, ya que una construcción desde pintura líquida a la densa logra profundidad e interés visual. Normalmente, con los acrílicos es mejor evitar aplicar pintura espesa sobre espesa, esto puede derivar en un trabajo sobrecargado y turgente.

pintar con acrílico espeso

4 técnicas para pintar con acrílico espeso que debes conocer:

  1. Pintura espesa directa del tubo:

    La pintura semiopaca se aplica tal como sale del tubo o se mezcla con un poco de agua. Cuando se extiende con un pincel firme retiene las pinceladas, La pintura opaca, con su peculiar aspecto semejante al pastel, puede usarse con pincel o con espátula.

  2. Agentes espesantes:

    Se añaden a la pintura para aumentar su consistencia natural. Por ejemplo cuando se añade un medium extra fuerte a una pintura fluida o espesa se aumenta su volumen, densidad y viscosidad, lo que es fundamental para que las pinceladas o los trazos hechos con espátula permanezcan.

  3. Uso de espátula:

    La tercera técnica para pintar con acrílico espeso es el empleo de una espátula. Es perfecto para el empaste, en el que la pintura se pone sobre la superficie (en general directamente del tubo) y se esparce con una ligera presión . La pintura debe tener un espesor semejante al de la mantequilla untada en pan. Los resultados son más angulares y menos versátiles que los creados a pincel.

  4. Collage:

    Muchos artistas usan esta técnica para añadir interés a la superficie, y es particularmente eficaz en obras abstractas o semiabstractas. Se pegan fragmentos de papel, tela o cartulina  sobre lienzo con medio acrílico o con acetato de polivinílo.

Algunos consejos para pintar con acrílico espeso:

  • Una buena pincelada aguanta si no se sobrecarga la pintura. Trabajarla demasiado la aplana y hace trazos menos evidentes.
  • Debido a su alto contenido en pigmento, la mayoría de las pinturas acrílicas de buena calidad oscurecen al secar.
  • Encima de un collage puedes extender un lavado ligero de un color acrílico. Al secarse, el lavado proporciona una superficie sellada y segura sobre la que se puede aplicar más pintura.
  • Los acrílicos combinan muy bien con medios con base de agua. Como se secan rápido, a menudo se usan como base para las pinturas al óleo.
  • Los medios espesantes extienden la pintura y aumentan su brillo y transparencia. También proporcionan más tiempo de trabajo. La piedra pómez añade textura y volumen.

Hasta aquí estas 4 técnicas para pintar con acrílico espeso que debes conocer. Esperamos haberte enseñado algo nuevo. Estaremos encantado de recibirte en nuestros cursos de pintura en Madrid.