4 puntos sobre equilibrio y armonía en el dibujo que debes conocer.

En este artículo te explicamos 4 puntos sobre equilibrio y armonía en el dibujo que debes conocer.

Sobre equilibrio y armonía.

En primer lugar vamos con algunas palabras empleadas para describir un dibujo en términos de equilibrio y armonía:

  • Asimetría: Ausencia de simetría, los dos lados del dibujo son desiguales.
  • Equilibrio: Un principio de composición; un método para dar peso a distintos elementos.
  • Disonancia: Incongruencia de elementos contrastados y en conflicto; puede desestabilizar el dibujo y crear tensión dentro de él.
  • Dominante: Aspecto que tiene mayor peso en el dibujo.
  • Equilibrio dinámico: Disposición armoniosa de los elementos que aporta tensión creativa.
  • Armoniosa: Disposición estéticamente agradable de los elementos.
  • Monótona: Disposición poco interesante en la que todos los elementos tienen poco valor.
  • Repetición: Una de las principales maneras de conseguir equilibrio. La repetición adopta diversas formas.
  • Estático: Completamente equilibrado (es decir, simétrico en torno al eje central); carente de movimiento.
  • Simétrico: Dibujo en el que ambos lados de un eje central (vertical u horizontal) son iguales.
  • Desequilibrado: Dibujo en el que el interés visual se concentra en uno de los lados.

deGranero equilibrio y armonía en el dibujo

Una vez conocidos todos estos términos vamos con estos 4 puntos sobre equilibrio y armonía que debes conocer y que estamos seguros de que te van a ayudar en tus próximos trabajos:

  1. La importancia del equilibrio: En una ilustración, el equilibrio tiene que ver con las propiedades que hacen que un dibujo resulte agradable y armonioso. En el equilibrio influyen el tamaño y posición de los detalles, factores que pueden explicar por qué unos dibujos son más perturbadores que otros.
  2. Decide el tratamiento del fondo al principio: Un aspecto típico que delata el arte amateur es la preocupación por dibujar el asunto mientras que se descuida el fondo. Sin embargo, los detalles del fondo no son menos importantes porque estén situados detrás del asunto. Decide desde el principio el tratamiento que darás al fondo del dibujo.
  3. Procura no aburrir: Tenemos una tendencia a emparejar y agrupar de manera automática los objetos, algo que nos impide mirar el asunto. Además, la simetría se parece a los contornos duros: si hay demasiados, el dibujo resulta aburrido y el interés  visual de disminuye. Éste es el motivo de que nos gusten los rostros con carácter; la simetría regular de una cara corriente es menos interesante que la distribución y las dimensiones únicas de sus rasgos.
  4. Piensa en equilibrio: Los dibujos de los principiantes suelen ser estáticos y simétricos (y aburridos) o un tanto caóticos, con poca lógica detrás de su composición. El equilibrio y la armonía no están presentes en dibujos mal resueltos o in completos, ni en los que aspiran a provocar sentimientos sin conseguirlo del todo. Estudia el equilibrio y la armonía y empezarás a entender la competencia que mantienen entre sí los elementos de interés visual.

Hasta aquí los 4 puntos sobre equilibrio y armonía que debes conocer. Como siempre, esperamos haber aportado algo nuevo a tu conocimiento. Siempre estaremos encantados de recibirte en nuestros cursos de dibujo y pintura en Madrid.