11 técnicas de acuarela que debes conocer.

En este artículo te enseñamos 11 técnicas de acuarela que debes conocer. La acuarela es un tipo de pintura compuesta por pigmentos aglutinados con goma arábiga y el agua como diluyente. Tiene una particularidad respecto a otros tipos de pintura y es que se puede pintar con capas semitransparentes.

11 técnicas de acuarela que debes conocer.

  1. Pasos para la técnica húmedo sobre seco: Es importante tener presente que primero hay que elaborar el boceto con lápiz para definir bien las capas de la pintura y comenzar a superponerlas. En estas superposiciones de colores es de vital importancia que si se van a combinar colores cálidos directamente en la pintura, se debe en todos los casos utilizar el color más cálido al principio. Por ejemplo, si se quiere obtener un color naranja, entonces primero se debe colocar una capa de color rojo y una vez que esté seca será momento de colocar el amarillo. En los colores fríos el proceso es a la inversa ya que primero se coloca el color más frío.
  2. Características más importantes en la técnica húmedo sobre seco: Algunas de las mejores características de la acuarela húmeda sobre seco son que es fácil de dominar y que además resulta muy útil al momento de obtener mayor precisión en los detalles. Para intensificar un color, bastará aplicar una nueva mano sobre las anteriores una vez que esté seca.
  3. Pintar con la técnica seco sobre seco: Se conoce como acuarela seca a la técnica de aplicar un color en el papel de acuarela totalmente seco, con un pincel seco y los pigmentos o pinturas casi sin diluir. Una vez que se ha secado una zona ya pintada o sin pintar sobre el blanco de la hoja, se deben hacer trazos o pinceladas con la acuarela pero casi sin humedecerla, lo que dará un efecto como raspado. Esta técnica permite llevar adelante una superposición de colores generando distintas transparencias cuando se superponen los mismos.
  4. Superposición de color en la acuarela seca: La aplicación de un color sobre otro ya seco, es decir las superposiciones, tienen una gran importancia en la acuarela. Se considera uno de los procesos necesarios para añadir calidades abstractas al color. El color básico, color general o de fondo, influirá en todos los colores transparentes que se le superpongan. En las superposiciones secas, tal como sucede con las superposiciones sobre húmedo, se debe aplicar primero el color más cálido. De hecho, si se actúa al revés, es decir, se coloca primero el color frío ya continuación el cálido, el resultado es totalmente diferente.
  5. Pintar con la técnica del pincel seco: De las técnicas de acuarela, la del pincel seco es de las más difíciles de llevar a cabo. Agitar el tarro donde se encuentra la pintura muy bien para que se haga homogénea antes de verter unas gotas sobre el lugar que se utilice como paleta. Tomar el pincel de punta recta y untar una cuarta parte de su cerda en la pintura. Descargar el pincel sobre una superficie porosa dando pinceladas muy rápidas hasta que las últimas pinceladas no dejen huella.
  6. Pintar con la técnica del pincel semiseco: Es la que se utiliza con mayor frecuencia. Muchos la confunden con la técnica del pincel seco. La diferencia reside a la hora de descargar la pintura que se ha tomado con la punta del pincel. Cuando se aplica la técnica del pincel semiseco, la zona se resalta mucho más rápido por lo que aquello que era un error en la técnica del pincel seco se convierte en el modo de ser de la técnica del pincel semiseco.
  7. Pintar fondo uniforme en papel seco con pincel: En un papel seco aplicar el color directamente con el pincel. Conseguir un fondo uniforme de este modo es complicado, hay que hacerlo muy rápidamente y generalmente no se coloca la misma cantidad de acuarela en todas las partes.
  8. Pintar fondo uniforme en papel seco con esponja: Con la esponja es más fácil conseguir un tono uniforme en un papel seco, ya que permite repartir la acuarela por el papel de manera más homogénea.
  9. Pintar fondo uniforme en papel húmedo con pincel: Es la técnica húmedo sobre húmedo, el papel se humedece previamente y se usa el pincel con el color sobre la superficie húmeda.
  10. Pintar fondo uniforme en papel húmedo con esponja: Se trata de utilizar la técnica húmedo sobre húmedo sólo que con esponja en lugar de pincel. La esponja permite homogeneizar muy bien el color en la superficie.
  11. Degradados: Un degradado es una transición de tono y/o color. Puede ser monocromático, o con distintos colores.

Hasta aquí estas 11 técnicas de acuarela que debes conocer. Como siempre esperamos haberte enseñado algo nuevo. Estaremos encantados de atenderte en nuestras clases de pintura en Madrid.