6 consejos para trabajar con tinta china que debes conocer.

En este artículo te enseñamos 6 consejos para trabajar con tinta china que debes conocer. Para sacra partido de la fluidez de la tinta china hay que usarla con decisión. Si deseas aumentar tu confianza, experimenta las maneras de sujetar y de mantener la pluma o el pincel y trabaja en series de varios dibujos. Disponte a reaccionar según evolucione el trabajo. Algunas opciones posibles son trabajar la superficie con más tinta, cortar y pegar encima, blanquear la superficie, pintar por encima con otro material, y escanear la imagen para alterarla en el ordenador, imprimirla y rehacer el trabajo.

deGranero tinta china

4 experiencias con tinta.

  • Caña de bambú sobre papel seco: La caña de bambú se corta en una punta simple y se moja en tinta. al pasarla por la superficie, esta pluma casera produce una línea negra y regular que se va secando a medida que se usa la tinta china. Con la práctica es posible sacar partido de las variaciones naturales del trazo y del estilo caligráfico que producen, algo que no se logra con plumas de cartuchos o con depósito. La velocidad y la presión también afectan a las líneas realizadas.
  • Caña de bambú sobre papel húmedo: El papel humedecido favorece que la tinta se esparza y produce líneas más suaves, anchas y difusas, lo cual añade un elemento lúdico y azaroso al dibujo, puesto que es difícil predecir las reacciones de la tinta. La humedad del papel puede controlarse secando el agua de la superficie o dejando que ésta se seque un poco mientras avanza el dibujo.
  • Pincel con tinta china: Puedes trabajar con un pincel japonés puntiagudo y de pelo áspero. El tipo de pincel, la forma de sujetarlo con la mano, la cantidad de tinta recogida en las cerdas, la presión aplicada al pincel y la rapidez del trazo en el papel afectan a las líneas realizadas. Las texturas húmedas y secas se hacen visibles allí donde los bordes exteriores del pincel empiezan a quedarse sin tinta.
  • Pintura a pincel; espacio negativo: El blanco del papel crea la forma en positivo del dibujo. El fondo lo puedes pintar con tinta húmeda aplicada en abundancia: ele flujo de la tinta húmeda y las burbujas que se forman se apreciarán claramente en la textura de la superficie ya seca.

6 consejos para trabajar con tinta china que debes conocer.

  1. La tinta no perdona los errores, realiza muchos dibujos sucesivos para ganar soltura. Descubre que es posible analizarlos y relacionarlos entre sí para aprender sobre la mancha: a medida que trabajes,los dibujos se volverán más automáticos y más sueltos. Después podrás elegir los mejores dibujos del conjunto.
  2. Sujeta el pincel sin presionarlo y prueba a dibujar de pie., con el fin de poder usar el brazo además de la mano. De este modo, el movimiento será más gestual y la tinta se aplicará con más sensibilidad.
  3. Trabaja en plano o bien inclina ligeramente el tablero. Un ángulo demasiado pronunciado hará que la tinta se corra hacia abajo.
  4. Experimenta con distintos elementos mojados en tinta, como plumas, pinceles, cañas e incluso verduras para obtener distintas marcas y probar la sensación que te producen en la mano.
  5. Prueba a sujetar la caña, pincel o pluma en vertical, como hacen los japoneses y los chinos. Esto te proporcionará un control distinto y una forma de trabajar alternativa.
  6. Si trabajas con líneas, mira directamente el objeto y deja que el ojo guíe la mano sin miar al papel. Con un poco de práctica conseguirás una línea continua y dibujos abstractos, fluidos y automáticos, seguros y no dubitativos.

Hasta aquí estos 6 consejos para trabajar con tinta china que debes conocer. Como siempre esperamos haberte enseñado algo nuevo. Estaremos encantados de recibirte en nuestras clases de pintura en Madrid.