4 técnicas con pintura diluida que debes conocer.

En este artículo te explicamos 4 técnicas con pintura diluida que debes conocer. La pintura acrílica es un medio muy flexible, adecuado para muchas técnicas y estilos. Cuando se aclara con agua es similar a la acuarela y puede pintarse en lavados suaves y transparentes, o salpicarse sobre la superficie. Cuando se diluye en más medios, se comporta como una pintura al óleo de secado rápido y puede aplicarse en dinas veladuras sobre capas de pintura finas o delgadas.

deGranero 4 técnicas con pintura diluida que debes conocer.

Una vez aclarado esto, vamos con estas 4 técnicas con pintura diluida que debes conocer:

1.Diluida con agua.

Cuando el pigmento se diluye con agua, de forma que la pintura queda fluida y transparente, el acrílico se usa casi como una acuarela. Se extiende fácilmente sobre la superficie y es perfecto para los fondos. Una pintura acrílica poco densa es ideal porque se mezcla fácilmente con agua y cuesta menos aplastarla con el pincel.

2.Lavados sobre dibujo.

La pintura acrílica diluida o transparente se puede aplicar sobre un dibujo. Esta acción es más efectiva si las líneas del dibujo son gruesas y su composición repele el agua, como ocurre con un buen lápiz de grafito HB. Asegúrate de que la pintura sea muy translúcida, puesto que sólo se trata de dar un tinte al dibujo.

3.Aerosol y goteo.

La pintura en aerosol es ideal para pintar superficies uniformemente; también es excelente para trabajar con plantillas. Para un enfoque más dramático y abstracto, estruja un contenedor blando de plástico de boquilla estrecha que contenga pintura un poco espesa, o aplica la pintura con esponja, déjala gotear, salpícala o arrójala sobre la superficie.

4.Veladura.

Es la técnica de aplicar una película fina de pintura diluida a una superficie ya pintada. Permite homogeneizar los colores para crear un aspecto unificado, y también se usa para retrasar algunos elementos de la pintura para crear profundidad. Para diluir la pintura es mejor emplear un medio de veladura, que la mantiene fluida y se seca uniformemente. Te recomendamos un artículo que escribimos hace tiempo sobre esta técnica: Veladura.

A continuación te damos unos consejos para trabajar con estas técnicas con pintura diluida que debes conocer:

  • La pintura diluida con agua puede guardarse en botes con cierre hermético.
  • Para aplicarla con atomizador, debes mezclar la pintura con mucha agua, puesto que el pigmento tiene que ser muy fino para que sea propulsado por la boquilla.
  • Para gotear y salpicar, la pintura tiene que tener la consistencia adecuada (fluida como un yogur cremoso).
  • Cuando lances pintura o la dejes gotear, pon un tablero o cartón sobre el suelo para poderte mover con facilidad a tu alrededor.
  • Las veladuras debes hacerlas con rapidez, porque se vuelven pegajosas en poco tiempo. Mezcla el color primero y después agrega el medium.
  • Las veladuras deben ser suficientemente transparentes como para que se vea el color de debajo. Aplícalas sobre superficies completamente secas.

Hasta aquí estas 4 técnicas con pintura diluida que debes conocer. Esperamos haberte enseñado algo nuevo. Siempre estaremos encantados de recibirte en nuestras clases de pintura en Madrid.