Secantes

Unos elementos que pueden intervenir en la mezcla de pinturas al óleo son los secantes (o aceites secantes artificiales).

Todos los aceites que se emplean en pintura son secantes, pero, al ser mezclados con ciertos pigmentos, unos pueden acelerar la oxidación (como los plomos y los cobres), y otros pueden retrasarla (como el negro marfil y los granza). La función de los secantes es regular este poder de secado.

Los secantes son soluciones oleosas de ciertas sales metálicas , de plomo, de manganeso o de cobalto, diluidas con esencia de trementina, que pueden hacer secar los aceites al cabo de pocas horas, pero que constituyen un peligro si se usan en exceso.

Un secado muy rápido debido a un exceso de secante puede oxidar de manera precipitada la superficie de la pintura al óleo, formando una piel o película que dificulta el secado correcto de la pintura subyacente. Eso es técnicamente nefasto, ya que las grietas o arrugas no tardarán en aparecer en la superficie.

Por tanto, el secante se debe añadir gota a gota sobre la paleta, y, con la ayuda de la espátula, mezclarlo con el color que lo necesite, pero nunca ha de diluirse dentro del líquido de la aceitera de la paleta, ya que así se correría el riesgo de  aportar un exceso de secante a los colores que no lo necesitan. Si esta operación no se lleva a cabo con extrema prudencia, lo mejor será no hacerlo y dejar que el secado se efectúe por sí solo, sin prisas. Debemos saber que los secantes no solamente aceleran el proceso de secado, sino también el proceso de envejecimiento de la pintura.

deGranero cursos de dibujo y pintura en Madrid

Los secantes que el comercio nos ofrece son : El secante de Courtrai (oscuro y claro), y el secante de cobalto.

El secante de Courtrai oscuro, compuesto de plomo y manganeso, es uno de los más activos, pero presenta el inconveniente de tener un tono pardo debido a la presencia del manganeso, característica que, si bien no afecta a los negros, rojos y amarillos, sí puede afectar a los blancos (cinc y titanio) y a los azules. En este caso, es más recomendable el secante de Courtrai claro a base de plomo solo, aunque no tenga las propiedades del oscuro.

El secante de cobalto posee las propiedades secantes propias del cobalto; es también de tonalidad parda, y sus efectos secantes son parecidos a los del secante de Courtrai oscuro.

El llamado secante de Harlem es prácticamente un barniz a base de aceite espesado y barniz dammar; que , utilizado como secante, resulta más inofensivo.

También se comercializa un secante en polvo, constituido por sales metálicas mezcladas con alguna carga blanca. Pero tanto uno como otros se emplean más en el campo industrial.

 

deGranero TALLER DE DIBUJO, PINTURA Y FOTOGRAFÍA.

www.degranero.es