5 aspectos sobre ritmo, repetición y motivo que debes conocer para dibujar bien.

En este artículo te contamos 5 aspectos básicos sobre ritmo, repetición y motivo que debes conocer para dibujar bien.

Sobre la repetición.

  • Motivo: Detalle o elemento recurrente.
  • Patrón: Organización de elementos repetidos en un diseño.
  • Repetición: Uso múltiple de un detalle o elemento.
  • Ritmo: Un compás visual.

deGranero ritmo, repetición y motivo

Una vez aclarado esto, vamos con esos 5 aspectos sobre ritmo, repetición y motivo:

1.Crea un motivo por repetición.

Cuando un patrón de un dibujo se repite y es significativo se le llama motivo. El dibujo ofrece la posibilidad de repetir formas empleando únicamente líneas en lugar de formas sólidas. El motivo de un artista puede ser un patrón creado a lo largo de un número significativo de dibujos.

2.Busca y utiliza la repetición.

La repetición tiene importancia en el dibujo y en el arte; consiste en repetir formas, líneas, tonos o colores y tiene diversas funciones. Sirve para promover equilibrio, armonía y unidad dentro de un dibujo, y para crear ritmos y patrones. El ojo tiende a viajar por el patrón en busca de pequeñas diferencias. Debes inducir a recorrer la imagen con la vista.

3.Observa los patrones a tu alrededor.

Un patrón puede ser un diseño natural o un dibujo intencionado. Cuando aprendas a ver y a observar los patrones, descubrirás que el mundo a tu alrededor está lleno de ellos. probablemente te fijaras más en los patrones que te resulten más atractivos, aunque tal vez no te des cuenta de ello.

4.Cómo conducir la mirada del espectador.

En cuanto a este tema que tratamos en este artículo (ritmo, repetición y motivo), te comentamos que el espectador necesita un modo de entrar y salir del dibujo para que éste no resulte confuso. EL movimiento muestra el camino: por ejemplo, la inclusión de zigzags y diagonales es una forma habitual de conducir el ojo por un dibujo.

5.Dibuja y fluye.

Hay artistas que que son envidiables, dibujan con un fluir que crea una línea poética. Por otra parte, cuanto más dibuja uno, más nota que el fluir en su trabajo se hace más instintivo.

El movimiento conduce al ojo.

El arte, el movimiento del ojo es la manera en que el ojo ve una obra de arte.

La repetición regular de cualquier elemento del diseño crea movimiento.

El diseño de formas y líneas sugiere movimiento. Por ejemplo:

  • Las líneas pueden ser direccionales, ondulantes, fluidas y erráticas.
  • Las formas rotatorias crean movimiento circular.
  • Las verticales y las horizontales tienden a limitar el movimiento.

La resolución atrae la mirada. Las áreas de mucha resolución son centros de atención, mientras que las áreas con poca resolución reciben menos interés.

 

Hasta quí estos 5 aspectos sobre ritmo, repetición y motivo que debes conocer para dibujar bien. Esperamos haberte enseñado algo nuevo. Siempre estaremos encantados de recibirte en nuestras clases de pintura en Madrid.