7 consejos para pintar con restregados y empastes al óleo que debes conocer.

En este artículo te enseñamos 7 consejos para pintar con restregados y empastes al óleo que debes conocer. Los restregados y empastes al óleo (pintura con espátula) son dos buenas maneras de empezar a trabajar con esta tradicional técnica. En estas técnicas se emplea la pintura tal como sale del tubo, por lo que son ideales para los alérgicos a los aceites y para los que desean evitar los disolventes. Ambas nos permiten sentir y aprovechar las cualidades de la pintura al óleo pura.

En el restregado, la pintura se extiende esparciéndola y frotándola sobre la superficie. la pintura al óleo muestra su carácter maleable, su capacidad de afinarse sin disolvente y de proporcionar una gama de tonos sin la adición de blanco ni negro. En el impasto, se aplica pintura al óleo espesa a la superficie, disfrutando de su condición pegajosa y opaca. Esta forma de trabajar, directa y con textura, construye un espeso lecho de pintura que , a diferencia del acrílico, permanece abierto: puede rascarse y manipularse durante uno o más días.

7 consejos para pintar con restregados y empastes al óleo que debes conocer.

  1. El encajado puede dibujarse con carboncillo o con pintura diluida en trementina. Recuerda que este dibujo de base se mezclará con la pintura y podría ensuciarla, por lo que es conveniente cepillar con el pincel los dibujos oscuros al carboncillo antes de pintar, y hacer la pintura de base con un color claro, como un ocre. Si la base es incorrecta, lo mejor es borrarla con un trapo por ejemplo.
  2. El restregado puede hacerse con cualquier tipo de pincel, pero la acción de frotado no es buena para las cerdas. Usa pinceles económicos y robustos de pelo de buey y no los suaves de marta, que son muy caros.
  3. Frota el pincel en un trapo al cambiar de color, en lugar de lavarlo con disolvente. Esto seca el pincel lo suficiente para arrastrar la pintura y produce interesantes mezclase de color en el restregado.
  4. Se puede usar el canto de una espátula para pintar y superponer bordes. Si es posible, usa una espátula con mango angular, que evitará  que tu mano toque la superficie húmeda.
  5. A veces puede ser difícil situar la espátula en la mejor posición. Podemos girar el tablero o lienzo para tener mejor acceso; si la pintura es pequeña, será posible sostenerla en la mano e inclinarla.
  6. La pintura se puede acumular con espesor, pero si es demasiado espesa se encoge al secarse. La adición de un medio de resina alquídica, como el oleopasto, ayuda a  solidificarla, acelera el tiempo de secado y preserva las marcas de la espátula.
  7. La pintura húmeda espesa puede rascarse fácilmente con una espátula y reemplazarse.

Hasta aquí nuestros 7 consejos para pintar con restregados y empastes al óleo que debes conocer. Como siempre esperamos haberte enseñado algo nuevo. Estaremos encantados de recibirte en nuestras clases de pintura en Madrid.