Pintura mural

Pintura mural es en el sentido más amplio y simple del término, toda la pintura hecha sobre un muro como soporte. Por tanto, en ella puede emplearse cualquier procedimiento o técnica siempre que, como sucede con cualquier otro soporte, su preparación sea la más adecuada.

deGranero clases de pintura en Madrid

Lo anterior da pie a recordar que no toda la pintura mural es un fresco, ya que este procedimiento (a pesar de ser el procedimiento mural por excelencia) no es el único que puede emplearse en el muro.

Éste es un error que se observa, lamentablemente, en muchos escritos seudoespecializados y que, posiblemente, se deba al uso de las técnicas mixtas practicadas por los antiguos pintores sobre la pintura al fresco, por causas diversas y a veces muy justificables. Fue así como surgieron las denominaciones italianas de mezzo-fresco o mezzo-seco para la pintura mural realizada totalmente sobre una preparación seca. Por eso, la necesidad de distinguir el verdadero fresco de cualquier otra pintura mural hizo que se creara la denominación de buon fresco.

Hechas estas precisiones de tipo técnico, se debe tener presente que toda pintura mural (por el solo hecho de estar realizada sobre una pared y por la característica del soporte) conlleva una serie de condicionantes. Entre éstos, los más importantes son: su integración con la arquitectura y su entorno, y su identificación con la función. De aquí nace el llamado concepto de la pintura mural.

A pesar de lo dicho anteriormente, puede constatarse cómo a través de la historia de la pintura mural los condicionantes conceptuales han ido variando según los criterios, estilos y gustos de cada época, llegando a ser tan diferentes y opuestos entre sí como pueden serlo las pinturas planimétricas de los bizantinos y las composiciones de visión espacial y trompe-lóeil de los barrocos.

En la actualidad, en vista de la proliferación y coexistencia de conceptos, lo mejor es dejar a la libertad creadora el derecho a elegir.

Antes de realizar una pintura mural, el primer paso, previo al proyecto, es el de conocer y estudiar muy bien su emplazamiento, ya sea exterior o interior. Hay que familiarizarse con el entorno, observar la dirección de la luz que ilumina la pared, así como las distancias y posibles puntos de vista, focos de visión, posibles reflejos, texturas, etc. En el caso de posibles humedades o defectos de construcción es conveniente solucionar el problema antes de empezar. Una vez estudiados todos los condicionantes de tipo técnico y plástico in situ, se procede a la realización del correspondiente proyecto

 

deGranero TALLER DE DIBUJO, PINTURA Y FOTOGRAFÍA

Clases de dibujo, pintura y fotografía en Madrid.

www.degranero.es