4 técnicas con pintura diluida y velados que debes conocer.

En este artículo te enseñamos 4 técnicas con pintura diluida y velados que debes conocer. La pintura diluida con trementina o aguarrás se emplea para dibujar diseños esquemáticos o para crear una pintura base más elaborada y que se deja secar. Estas marcas de pintura lavada se modifican después con capas añadidas encima (velados), o se cubren y contrastan con pintura más espesa pintada o aplicada con espátula.

Para hacer velados hay que añadir medio de aceite, para que la pintura se seque más despacio que la capa inferior y que las distintas capas se sequen con el tiempo sin separarse ni agrietarse. La adición de medios también aporta lustre y brillo. Este método puede emplearse para modificar los colores y texturas de la pintura espesa o diluida que está debajo. Pintar por encima con colores opacos y mezclados con blanco oscurece parcialmente las capas inferiores y unifica áreas de tono y color; los colores traslúcidos cambian o intensifican el color subyacente.

deGranero pintura diluida y velados clases en Madrid

4 técnicas con pintura diluida y velados que debes conocer.

  1. Pintura afinada con trementina: La adición de trementina hace que el pincelado de la pintura sea más fácil. Puedes darla con un pincel pequeño y suave, aplica los colores como si de un puzle se tratara. La trementina es considerada en general como el mejor disolvente para pintar, por su carácter resinoso que ayuda a que la pintura se adhiera y que otros disolventes no poseen.
  2. Áreas contrastadas de pintura: El trabajo se desarrolla cubriendo y modificando en algunas zonas la pintura diluida con pintura más espesa, sin diluir, mezclada directamente tal como sale del tubo. Puedes frotar algunas zonas con un trapo hasta llegar a la imprimación.
  3. Pintura sobre pintura espesa: Puedes trabajar con un velado sobre una pintura elaborada por ejemplo con una espátula, esto te ayudará a unificar los tonos y modificar el color. Para esto puedes usar un medium de aceite de linaza.
  4. Pintura con velados: Puedes emplear más de un velado transparente sobre una pintura dejando secar entre uno y otro. Puedes utilizar aceite de linaza polimerizado, 6 partes de trementina con 1 parte de aceite.

La regla de “flexible sobre menos flexible”.

Después de estas4 técnicas con pintura diluida y velados que debes conocer, debes saber que una vez que la pintura está seca al tacto, es posible pintar una o más capas por encima. Las capas pueden ser escasas o finas, pero si se emplea un medio de aceite cada capa debería contener más aceite que la inferior.

Las capas inferiores tardan años en secarse por completo y se encojen un poco durante el proceso. Por ello, lo más inteligente es asegurarnos de que la pintura que está encima se seque más despacio que la inferior, para que pueda moverse con ella. De lo contrario, la capa superior podría resquebrajarse. Empieza con 6 partes de trementina por 1 de aceite y termina con no menos de 2 partes de trementina por 1 de aceite.

Suele haber confusión sobre como aplicar esta regla a un medio de resina alquídica de aceite modificado como Liquin. A diferencia de los medios de aceite, la resina alquídica acelera el secado en lugar de ralentizarlo. También se dice que esta sustancia se vuelve más quebradiza que el aceite de linaza. Por ello, en lugar de añadir más Liquin u oleopasto a medida que avanza la pintura, lo mejor es asegurarse de que todas las capas (incluidas las de pintura espesa) contengan más o menos la misma cantidad de medio alquídico.

Del mismo modo, pintar por encima con pintura al óleo espesa con un medio de resina de damar o de cera puede producir agrietamiento, por lo que  si se usan estos medios, es mejor mantenerlos en todo el trabajo, preferiblemente en pinturas húmedo sobre húmedo de una capa, en la que la composición es más estable.

Hasta aquí estas 4 técnicas con pintura diluida y velados que debes conocer. Esperamos haberte enseñado algo nuevo. Estaremos encantados de recibirte en nuestras clases de pintura en Madrid.