10 consejos para pintar con acrílicos

Los acrílicos están elaborados con pigmentos aglutinados con resinas sintéticas solubles en agua. La pintura resultante de esta mezcla es por tanto soluble en agua. Su secado es rápido. Se suelen denominar incorrectamente acrílicos a cualquier pintura en la que el pigmento está integrado en cualquier resina sintética, sea ésta acrílica o por el contrario sea acetato de polivinílo. En este último caso deberíamos denominarlos vinílicos.

deGranero cursos de dibujo y pintura en Madrid (2)

Aquí te mostramos 10 consejos para que trabajes con tus acrílicos correctamente:

  1. Para pintar con acrílicos puedes emplear tanto pinceles de pelo de cerda natural como pinceles sintéticos. Todos ellos los tienes de tres tipos, redondos, planos y de lengua de gato (que son como los planos pero con la punta redondeada). Las diferencias entre ambos vienen dadas por la capacidad de carga y la capacidad de punteo. Los de pelo de cerda tienen mayor capacidad de carga y los sintéticos mejor capacidad de punteo. Personalmente para pintar con acrílicos, te recomiendo usar los de pelo de cerda natural para manchar y pintar grandes superficies y los sintéticos para línea o pequeños detalles.
  2. Si deseas que tus cuadros pintados con acrílicos tengan colores limpios y luminosos, debes tener dos tarros con agua limpia, uno en el que limpiaras el pincel para eliminar todos los residuos de la mezcla anterior y otro en el que una vez secado el pincel mojarás para ejecutar la siguiente mezcla. Cambia el agua del primer tarro cuando veas que está muy sucia.
  3. Para pintar con acrílicos, puedes emplear varios soportes, cartón gris sin preparar, cartón gris preparado, lienzo de algodón preparado, tabla preparada o tabla entelada también preparada. Para preparar los soportes debes hacer un aparejo sintético en el que mezclaras a partes iguales, creta, pigmento blanco, acetato de polivinílo y agua. No te recomiendo los linos para esta técnica, son demasiado caros y es una pena prepararlos con un aparejo sintético.
  4. Tanto para pintar con esta técnica como con cualquier otra, te recuerdo que el tamaño de la paleta y el de los pinceles van en función del soporte. Si te enfrentas a un cuadro de grandes dimensiones emplea una paleta grande y pinceles o paletinas de gran tamaño.
  5. En cuanto a la paleta, para pintar con acrílicos, no e suelen emplear paletas de madera sino paletas de plástico blanco, en las que verás mejor el color. Aquí te de dejo uno de mis trucos también, como ya he dicho anteriormente los acrílicos son de secado rápido, entonces en cada sesión hay que tirar la pintura sobrante. ¿Cómo puedes guardarla? Si te haces con unos recipientes grandes con tapa que cierren herméticamente, podrás ponerles la tapa al final de la sesión y se conservarán perfectamente hasta el día siguiente.
  6. A la hora de trabajar, para pintar con acrílicos o con cualquier otra técnica, te recomiendo que establezcas un orden en tu paleta, al acostumbrarte el pincel irá casi solo a buscar el color cuando vayas a hacer una mezcla. Una paleta rica estaría formada por,: blanco de titanio, amarillo cadmio medio, ocre amarillo, tierra siena natural, tierra siena tostada, rojo cadmio medio, magenta, carmín de Garanza sólido oscuro, verde esmeralda, azul celeste, azul de ultramar oscuro, azul de Prusia, tierra sombra tostada y negro marfil.
  7. Al pintar con acrílicos verás que la calidad de empaste es muy baja, es decir, por si solos no logran un gran empaste como si lo hace el óleo. Pero para resolver esto dispones de diferentes geles de engrose que añadidos a tu mezcla conseguirán dar más cuerpo a la pintura.
  8. Si te gusta hacer fundidos o esfumatos, la pintura debe estar fresca y hemos dicho que los acrílicos son de secado rápido. Para dejar la pintura fresca durante más tiempo basta con añadir un poco de retardador de secado a tus mezclas y así podrás conseguir fundidos al pintar con acrílicos.
  9. Te recomiendo que la primera mancha al pintar con acrílicos la hagas a base de aguadas y sin emplear el blanco, así tu cuadro será muy luminoso desde el principio. Nunca te excedas de blanco al pintar, así tus cuadros tendrán fuerza y no serán lechosos.
  10. Barniza tus cuadros al finalizarlos. Una vez seco, puedes barnizar tanto con barnices acrílicos como con un barniz de retoques por ejemplo al aguarrás. Tu cuadro quedará mucho más protegido y todos los colores se harán más intensos. Te recuerdo que el acrílico oscurece al secar.

Espero que estos diez consejos para pintar con acrílicos, te sirvan para mejorar en tu técnica y organizar tus ideas.

 

www.degranero.es