Macrofotografía.

La macrofotografía se define también como fotografía de aproximación y es un genero que puede ofrecer grandes satisfacciones al aficionado. Muchas veces, la oportunidad que ofrece la macrofotografía, abre un mudo de  detalles  inapreciables a primera vista que puede calificarse de mágico y fascinante. La naturaleza es el marco ideal para llevar a cabo esta función por la infinidad de especies animales y vegetales de tamaño diminuto que se descubren en toda su belleza al ampliar su escala. La mayoría de las cámaras digitales dispone de una función macro que acerca el motivo a una distancia de hasta 10 cm.

deGranero clases de pintura madrid

Fotografía de insectos.

Los insectos no son especies fáciles de fotografiar. Es preciso usar ciertos trucos para atraerlos,por ejemplo algún alimento azucarado o migas de pan, y conseguir que se sitúen lo más cerca posible del objetivo para poder hacerles una macrofotografía. Es posible inmovilizar a los insectos en su ambiente natural pulverizándolos con un poco de éter; mientras permanecen adormilados, el fotógrafo podrá organizar la composición de su macrofotografía sin temor a que se escape su protagonista…

Fotografía de flores.

Es aconsejable fotografiar flores y plantas en su ambiente natural o crear condiciones similares con luz artificial. Para eliminar elementos perturbadores y que no aparezcan en la macrofotografía, se aísla el motivo situándolo ante un fondo uniforme o desenfocado. La secuencia del proceso en el que una flor se abre a lo largo del díaes una atractiva posibilidad que puede efectuarse programando el disparo a tiempos regulares.

Como consejo para realizar una buena macrofotografía, cuando más cerca esté el motivo, menor será la profundidad de campo. Por ello, hay que enfocar el centro de interés con absoluta precisión y cerrar el diafragma.