Los fusilamientos en la Moncloa.

Goya es, posiblemente, el primer pintor civil de la historia, y lo es, fundamentalmente, con dos obras que hacen referencia a acontecimientos históricos: «Los fusilamientos en la Moncloa» y «El dos de mayo» o «Asalto a los mamelucos en la Puerta del Sol».

 

deGranero cursos de dibujo y pintura en Madrid. Los fusilamientos de la Moncloa.

 

En 1814, cuando habían pasado seis años de que se dieran estos acontecimientos, se instituyó en Madrid un Consejo de regencia en espera del retorno de Fernando VII. Goya, se puso en contacto con uno de los miembros de este Consejo, el cardenal Luis de Borbón, expresándole su deseo de llevar perpetuar con su pincel los fusilamientos en la Moncloa.

La maestría pictórica de Goya, que se hace patente en el encuadre, en la perspectiva, en la composición, en la luz y en los colores, logra envolver al observador arrastrándolo hasta el espacio del cuadro. En Los fusilamientos en la Moncloa, la luz cegadora del farol que ilumina la escena y descubre los atroces detalles, la sangre coagulada, las bocas abiertas de los rebeldes y aquella luz espectral proyectan el acontecimiento hsta una dimensión universal. En Los fusilamientos en la Moncloa, no sólo se fusila a unos cuantos rebeldes, sino que toda la humanidad se siente humillada y herida por los fusiles de los soldados sin rostro, que están de espaldas; y en el condenado que bajo aquella luz cegadora abre los brazos en un gesto que es a la vez de terror, de desafío y de resignación, o en el otro, a la izquierda, que se sujeta la cabeza con las manos, desesperado, podemos encontrar y descubrir todas las víctimas de la violencia de cualquier parte del mundo y cualquier época.

El trágico tema de Los fusilamientos en la Moncloa, junto al esquema de la composición y el impacto estructural, será repetido por Manet en «El fusilamiento del emperador Maximiliano» (1867) y Picasso en «Masacre en Corea» (1951).

 

www.degranero.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.