13 aspectos sobre los lápices que debes conocer.

En este artículo te contamos 13 aspectos sobre los lápices que debes conocer. El grafito para dibujo está disponible en lápices, en forma de barras, y en polvo. SU nombre procede de la palabra griega grapho, que significa “dibujar” o “escribir”. También se llama plomo negro y plumbagina.

deGranero dibujar en Madrid

1.Los lápices de calidad dan mejor resultado.

El utensilio de dibujo más usado es el lápiz de grafito, una delgada mina d e polvo de grafito mezclado con arcilla e inserto en la madera. El grafito de los lápices de dibujo de alta calidad es suave y, al mismo tiempo, muy denso para evitar que se rompa; su rendimiento es mucho mayor que el de los lápices corrientes.

2.Marcas y grados de grafito.

Los grafitos tienen distintos grados, que corresponden a trazos y valores tonales diferentes.

Los grados varían según la cantidad de arcilla con la que esté mezclado el grafito. La dureza en relación con los distintos grados no está estandarizada. Los grados de los lápices y barras de grafito va de 9B (el más blando y negro) a 9H (el más duro y claro). Es conveniente probar diversas marcas e invertir en un conjunto de lápices de distintos grados para averiguar con cuál de ellos trabajamos mejor.

3.Acabados de calidad.

No sobrecargues el grafito, ya que el dibujo puede quedar demasiado lustroso. Hay que aplicar fijador después de acabar el dibujo para evitar que este se emborrone.

4.Prueba los lápices de grafito sin madera.

Son lápices con una mina de grafito sólido, por lo que se gastan menos y tienen más usos que los normales, ya que permiten cubrir zonas grandes. Para ello, basta con retirar la capa protectora y usarlos de lado como los pasteles.

5.Prolonga la vida del lápiz con un portalápices.

El portalápices es un recurso muy sencillo para prolongar la vida del lápiz y ahorrar dinero.

6.Sostenibilidad.

Algunos fabricantes están adaptando un enfoque más sostenible de la gestión del as materias primas, la fabricación  y el control de los desechos. Busca las marcas comprometidas con los recursos renovables y la fabricación sin disolventes.

7.Grafito en polvo.

El grafito en polvo da buenos resultados en superficies con agarre. Funciona como el carboncillo en polvo y los pasteles blandos, y puede aplicarse con los dedos, pinceles y paños suaves. Para borrar las marcas se usa una goma de borrar maleable. Hay que usarlo con precaución, ya que la inhalación del polvo puede irritar los pulmones a corto plazo.

8.Portaminas.

También conocido como lápiz mecánico, este tipo de lápiz es muy útil para dibujar líneas de grosor uniforme. Tiene cuatro características propias:

  • Buen equilibrio: Nos e desgasta y por ello está bien equilibrado.
  • Mina continua: La carcasa contiene una zona para almacenar trozos de grafito extra que son empujados automáticamente hacia la punta del portaminas.
  • No hay que afilarlo: La fina mina de grafito no necesita afilado.
  • Resistencia a rupturas: Las minas modernas son resistentes y suelen estar recubiertas de polímero que impide que se rompan.

Hay minas de distintos grosores, normalmente definidos en milímetros y con diversos grados de dureza.

9.Portaminas gruesos.

Una variante del portaminas en la que la mina se sujeta con unas garras. Las minas son más gruesas, se insertan de una pieza y hay que afilarlas.

10.Lápices de carboncillo.

Estos lápices producen los tonos muy oscuros propios del carboncillo, pero son menos sucios y el trabajo con ellos es más suave y agradable.

11.Cómo sujetar el lápiz.

Dibujar es algo muy distinto de escribir. las personas que no han recibido enseñanza del dibujo suelen dibujar sujetando el lápiz como lo hacen para escribir, con los dedos muy cerca de la punta. Sin embargo, la manera de empuñar el lápiz para dibujar puede mejorar drásticamente la variedad y las cualidades del trazo.

  • Dibuja con todo el brazo; esto incrementa el tamaño y el flujo de los trazos y manchas y permite trabajar más fácilmente en hojas grandes.
  • Modifica tu manera de empuñar el lápiz para que tus dibujos no queden demasiado agarrados. Esto también facilita la ampliación de la gama de trazos.

12.Lápices de carboncillo.

Poseen una mina de carboncillo inserta en la madera y son de cualidades muy variables. Vale la pena probarlos en una tienda de suministros de arte, porque algunos son rasposos. El lápiz de carboncillo se usa para rehacer y resaltar líneas en dibujos al carboncillo o al pastel.

13.Lápices litográficos.

Estos lápices se usan para crear líneas sobre los soportes empleados en litografía. Su dureza suele oscilar entre 00(muy blando) y 5(duro).

deGranero aprender a dibujar Madrid

Hasta aquí estos 13 aspectos sobre los lápices que debes conocer. Como siempre esperamos haberte enseñado algo nuevo. Estaremos encantados de recibirte en nuestras clases de pintura en Madrid.