La llanura de Crau de Van Gogh.

Los campos que se extienden hasta perderse de vista fascinaban a Van Gogh, porque le recordaban a su Holanda natal y su estudio paciente y meticuloso de los maestros del paisaje, descubiertos durante sus visitas sistemáticas a las galerías de arte y cuyos cuadros él copiaba. En «La llanura de Crau», el paisaje está descrito meticulosamente en sus detalles hasta el horizonte, con una utilización precisa de los colores y una construcción geométrica del dibujo que le proporcionan su profundidad.

 

deGranero clases pintura Madrid (1)
Arlés, junio de 1888. Tela, 72,5 x 92 cm. Amsterdam, Rijksmuseum Vincent Van Gogh.

 

 

Hallamos en «La llanura de Crau» toda la paleta de colores de Van Gogh, dispuesta en una relación armónica: el ocre y el naranja del trigo en primer plano, el verde de los arbustos detrás de la empalizada, el amarillo de los campos, el azul de las colinas y del cielo; y, dominándolo todo, las notas de azul en la carreta y de rojo en el arado.

Existen cuatro dibujos a lápiz y a tinta china de este tema que datan del mismo período y que sirvieron para preparar el cuadro de la llanura de Crau; en cada uno de ellos, la disposición de los elementos del paisaje y la posición de la línea del horizonte varían poco, y la carreta siempre está situada en el centro.

 

deGranero clases pintura Madrid (3)

 

«El BASTIDOR DE PERSPECTIVA»

Vincent concibió el bastidor de perspectiva según una idea original de Albercht Dürer (Durero). Se trata de un instrumento que permite comparar las proporciones entre objetos próximos y otros más alejados. El bastidor ayuda y condiciona a Van Gogh para establecer la perspectiva y la composición de numerosos cuadros.

 

deGranero clases pintura Madrid (2)
Croquis a pluma de el «bastidor». La Haya, agosto de 1882.

 

El esquema compositivo de «La llanura de Crau» muestra de manera evidente cómo, para proporcionar profundidad a su perspectiva vista desde arriba, el artista ha dedicado aproximadamente una sexta parte de la altura de sus cuadro a la franja del cielo. La carreta azul, que es la verdadera protagonista, está situada exactamente en el centro de la escena, en el cruce de las diagonales, que determinan igualmente la perspectiva de los setos.

 

www.degranero.es