La habitación de Van Gogh.

La habitación de Van Gogh, es un cuadro en el que el propio autor, capta la naturaleza íntima de los objetos, hasta los más banales, hasta el punto de transformarlos, de hacerlos más verdaderos que la naturaleza, de darles una presencia esencial. Los objetos, escogidos cuidadosamente y utilizados frecuentemente en largas series de dibujos y de cuadros, tienen un valor cada vez más simbólico en la obra de Van Gogh.

 

deGranero cursos de dibujo y pintura en Madrid. Clases de dibujo, pintura y fotografía. Academia, taller de arte. Aprender a dibujar, pintar, fotografíar.

 

Desde hace tiempo se ha intentado explicar el significado de los objetos en La habitación de Van Gogh: las sillas desocupadas, el espacio ausente, los objetos abandonados… es posible que constituyan el símbolo de una búsqueda de lo imposible.

En una carta a su hermano Theo le comenta en referencia a La habitación de Van Gogh: «Esta vez se trata simplemente de mi dormitorio; por lo tanto, solamente el color debe hacerlo todo… sugerir reposo o sueño en general. En fin; la visión del cuadro debe hacer descansar la cabeza, o más bien, la imaginación… la cuadratura de los muebles debe expresar el descanso inmóvil.»

La habitación de Van Gogh está pintada en su casa de Arlés. la llamada Casa Amarilla en la que Vincent esperaba recoger a una colonia de artistas.

En cuanto a la composición de La habitación de Van Gogh, el punto de vista es real, aunque en detrimento de la exactitud de la perspectiva. La sensibilidad de Van Gogh expresa una extraña sensación de oscilación, una especie de malestar (subrayado por la elección de los colores).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.