11 imprimaciones para pintar que debes conocer.

En este artículo te enseñamos 11 imprimaciones para pintar que debes conocer. La imprimación es el proceso por el cual se prepara una superficie para un posterior pintado. A la superficie ya imprimada se le llama soporte pictórico. Los soportes más usuales en la historia han sido: paredes (pintura al fresco o murales), tablas de madera, lienzos y pergamino o papel.

deGranero imprimaciones para pintar

Selladores e imprimaciones para pintar con acrílico y óleo:

  1. Imprimación de “gesso” acrílico: No hay que confundirla con el gesso tradicional. Hay varias imprimaciones acrílicas de secado rápido para cartón, lienzo, metal, acrílico e incluso metal, y son las más sencillas de aplicar. Hay que lijar la superficie, pero no es necesario sellarla de antemano. En superficies porosas, como cartón o lienzo, es aconsejable diluir la primera capa para que la imprimación pueda penetrar, y se deben aplicar una o dos manos. Normalmente, un lienzo con imprimación acrílica carece de la tirantez de una superficie tratada con cola de conejo, pero la marca Golden ha desarrollado imprimaciones que tensan el lienzo para imitarla. Las diferentes marcas varían, pero hay un “gesso” acrílico que creaun fondo semiabsorbente. Para que la superficie quede lisa hay que lijar entre capas. Recientes pruebas indican que la imprimación acrílica conserva una flexibilidad muy buena (mejor que una base tradicional de cola e imprimación con aceite). Por tanto, muchos fabricantes  la recomiendan como alternativa para el lienzo cuando se pinta con óleo o acrílico. Golden, más prudente, indica que una vez que la pintura se ha secado y se endurece esta flexibilidad puede agrietar el aceite que tienen encima; sólo lo recomienda como imprimación para óleo sobre cartón.
  2. Látex doméstico: La mayoría de pinturas para paredes de interior del hogar tienen base de acetato de polivinílo. El PVA es más barato que el acrílico, peor, como el óleo, se ha demostrado que se endurece con el tiempo y que es menos duradero que el acrílico. Las colas y pinturas domésticas normalmente se fabrican para durar unos 15 años. Por ello, y aunque el látex doméstico actúa como sellador e imprimador, tal vez sólo debería emplearse para proyectos de corta duración.
  3. Cola PVA: Como la segunda de las imprimaciones para pinar que te presentamos, el PVA se basa en acetato de polivinílo. Se pude usar como sellador pero es más quebradizo que el acrílico y normalmente no se usa sobre lienzo. Sin embargo, hay quien asegura que es un mejor sellador para el óleo sobre lienzo que la cola de piel de conejo o el acrílico porque forma un soporte rígido que no absorbe la humedad de, aire.
  4. Medio acrílico: El medio acrílico puede usarse como cola transparente para sellar cartón o lienzo antes de pintar al óleo  y como cola para hacer collages. Se mantienen más flexibles que con cola PVA. Sin embargo, no todas las marcas de pinturas acrílicas y medios tienen los mismos químicos y no deben mezclarse diferentes firmas. Sigue siempre los consejos del fabricante sobre sus aptitudes y aplicación.

Selladores e imprimadores para pintura al óleo:

  1. Leche: La caseína que contiene la leche entera se puede usar para sellar papel. Pinta con ella y deja secar. Es una forma fácil de preparar un cuaderno de bocetos.
  2. Goma Laca: Es una resina elaborada con la secreción de un gusano asiático de la laca, y normalmente se disuelve en alcohol. Se usa para sellar papel, cartón o paredes. Es muy fuerte, pero quebradizo, y no se recomienda para el lienzo.
  3. Cola de conejo: Hecha de piel animal, es el sellador tradicional que se aplica a las superficies  antes de la imprimación a base de aceite y es un ingrediente del gesso tradicional, de la imprimación al huevo y del temple. Cuando se usa como sellador, se aplican dos capas para que la cola empape bien. La cola aplicada al lienzo lo tensa, proporcionándole una tirantez suficiente. Encima de la cola de conejo  sólo debe ponerse imprimador con base de aceite y nunca acrílico porque la pintura se agrietaría.
  4. Imprimación de gesso tradicional: Es un fondo quebradizo, de consistencia de tiza, blanco y absorbente, elaborado con tiza y cola de conejo. Se extiende sólo sobre tablas, preferiblemente cubiertas de gasa. La tela hace que la base se mantenga dentro de los bordes y evita que se descascarille. Su preparación es laboriosa, pero la superficie que se obtiene es incomparable ara pintar, muy diferente a las bases de gesso acrílicas o alquídicas.
  5. Imprimación tradicional de emulsión de huevo y aceite: Se añade aceite y huevo a la imprimación de gesso tradicional para obtener una base más flexible que permita pintar sobre lienzo. Su tacto es parecido al yeso acrílico, pero es más propenso a amarillear y volverse quebradizo con el tiempo.
  6. Imprimaciones alquídicas: La décima de las 11 imprimaciones para pintar que te presentamos, es la imprimación alquídica tixotrópica, es una versión evolucionada del esmalte  doméstico antigoteo. En este contexto, tixotrópico significa que la pintura es como un gel enlatado, fluida al pintar y gelatinosa cuando seca. Esto le proporciona una cualidad autonivelable y da como resultado una superficie lisa, brillante, no absorbente.
  7. Imprimaciones domésticas con base de aceite: En las ferreterías se encuentran una gran variedad de imprimaciones con base de aceite para madera, metal y cemento. También tienen base alquídica y pueden amarillear y volverse quebradizos, como están hechas para uso doméstico duran unos veinte años.

deGranero imprimaciones para pintar. Clases en Madrid.

Hasta aquí estas 11 imprimaciones para pintar que debes conocer. Esperamos haberte enseñado algo nuevo. Estaremos encantados de recibirte en nuestras clases de dibujo y pintura en Madrid.