El equilibrio en la pintura.

Supongo que sabrás lo que es un «tentetieso»; lo ponemos de lado sobre la mesa o en el suelo, lo soltamos, y éste oscila varias veces hasta quedar en una posición estable, ya que le obliga la masa de su base; en una palabra, se detiene obligado por el equilibrio.

degranero-clases-de-pintura-en-madrid-6

En nuestro caso son las masas,los conjuntos de figuras y sus colores los que dan estabilidad o inestabilidad a la obra realizada. Observa el ejemplo que tienes abajo. Si trazamos una perpendicular que divida el cuadro en dos partes iguales, veremos que dos grupos, claramente diferenciados, equilibran el conjunto dejándolo quieto, en posición tranquila.

degranero-clases-de-pintura-en-madrid-9

Claramente comprobarás lo expuesto en los tres esquemas precedentes. El primer cuadro en blanco lo cortamos por un eje: equilibrio total. El segundo tiene más peso en su derecho, por ser mayor la masa. El tercero se equilibra con menor mancha en la derecha y mayor pendiente en la izquierda.

Equilibrio por la diagonal:

El triángulo que ha de recoger el tema se apoya firmemente en su base; luego hay equilibrio. El cuadro de la izquierda integra a la estrella de Belén para conseguir su predominancia y marcar la diagonal correspondiente dirigida al tema principal: el Nacimiento de Jesús. El dela izquierda sitúa (por este orden, según la diagonal) la cabeza de la Virgen, la de Jesucristo y la ofrenda del rey, en una línea que presta estabilidad al conjunto.

degranero-clases-de-pintura-en-madrid-10

degranero-clases-de-pintura-en-madrid-7

 

Equilibrio en «ele»:

Es, sin lugar a dudas, uno de los más importantes, ya que (como en el caso de un retrato) tiene la virtud de centrar la atención muy especialmente en la motivación de la obra, es decir, la cara, sin que por ello disminuya su estabilidad, que aumenta por la casi carencia de tema en el último término; de tal forma queda la «ele» más definida.

 

degranero-clases-de-pintura-en-madrid-1

Equilibrio en «ele» de menor base:

El caso es similar al anterior. La única variante es la desproporción de base y altura con respecto al ejemplo visto, aunque en nada afecta al propósito de estabilidad perseguido. Es uno de los más usados por todos los pintores clásicos y del que han nacido obras tan maravillosas como la que tenemos justo debajo. Centra muy bien la atención en el tema esencial dándole realce por su disposición vertical.

degranero-clases-de-pintura-en-madrid-2

Equilibrio en óvalo:

Aquí tenemos una de las más suaves y logradas captaciones de equilibrio, ya que la movilidad que supone una línea curva cerrada, se corrige por la situación de unos ejes perpendiculares y horizontales encuadrados en la base rectangular del lienzo.

Los temas religiosos son muy apropiados a este tipo de masas inscritas en óvalos o en círculos, por las razones de suavidad estable que hemos apuntado al principio.

degranero-clases-de-pintura-en-madrid-3

Equilibrio en triángulo:

Contempla una de las formas más hermosas de estabilidad. Si el ángulo se dirige hacia arriba, el tema encajado en él lleva siempre el sentimiento de elevación, de profundidad espiritual. Por tal motivo se emplea en frescos de ábsides y en temas cuya situación requiera abandono de lo material para mayor identificación con lo eterno.

degranero-clases-de-pintura-en-madrid-4

Equilibrio horizontal:

Poco debemos explicar sobre este tipo de encuadre de masas, ya que está basado en los principios de quietud y estabilidad de las líneas horizontales. Por las ilustraciones del tema podrás fácilmente comprobarlo.

degranero-clases-de-pintura-en-madrid-5

Esperamos que el tema del equilibrio tratado en este artículo resuelva muchas de tus dudas. Siempre estaremos encantados de seguir resolviéndolas en nuestras clases de pintura en Madrid.

 

www.degranero.es