Clase de dibujo: El encajado.

En dibujo, encajar algo es trazar una serie de líneas iniciales, proporcionadas al modelo que tenemos delante, mediante las cuales poder construir el modelo que nos proponemos. Nos gusta enseñar a nuestros alumnos de clases de dibujo en Madrid las diferentes formas de encajar que existen, todas ellas igualmente efectivas y basadas en distintos tipos de trazos fundamentales, que nos dan por sí solas la siguiente clasificación:

  1. Encajar por medio de círculos y óvalos.
  2. Encajar por medio de cuadriláteros.
  3. Encajar por un sistema mixto de círculos y óvalos y cuadriláteros.
  4. Encajar por medio de líneas rectas articuladas.
  5. Encajar por medio de paralelas y perpendiculares.

La primera es muy adecuada a la «naturaleza viva»: Seres humanos, animales, vegetales.

La segunda, a la «naturaleza muerta», o lo que es lo mismo, a los seres inanimados, como puede ser un carro, una casa, una botella.

La tercera da buen resultado para la figura humana estática.

La cuarta resulta ideal para seres vivos en movimiento: hombres en acción, animales corriendo.

Y la quinta, la más universal de todas en cuanto a posibilidades, puede aplicarse especialmente al paisaje, alas naturalezas muertas, a los trazados rápidos, como son aves y mariposas volando, así como a todo aquello que resulte más o menos geométrico.

Es tan importante el encajado de las cosas que podemos asegurar, sin ninguna exageración, que la realidad, belleza y armonía de las mismas dependen muy directamente de esa labor preliminar, pues a ella están sujetas en proporción y situación.

Encajar es fundamental; no lo olvides. Y si quieres llegar lejos en el dibujo, si pretendes dominar la ciencia de la tercera en Bellas Artes, dedica a encajar, cuanto más tiempo mejor, con la seguridad de que sólocon su concurso podrás conseguirlo y, por tanto, llegarás a dominarla a base de trabajo y tesón. Es algo así como si otra persona quisiera ser poeta sin conocer la escritura y la gramática. ¿Podría un analfabeto hacer un soneto, una octava real, siquiera un romance que tuviera lo mínimo necesario para llamarse composición poética?

Pensarás, y con razón, que es imposible, puesto que lo mínimo necesario que decimos, lo menos que podemos pedir es que estuviera escrito, y no sabe escribir… Pues éste es nuestro caso en el encajado respecto al dibujo.

Ahora pasaremos a desglosar con imágenes los cinco puntos que te enseñamos al principio, para que tú mismo puedas apreciarlos en toda su significación.

deGranero cursos dibujo Madrid (3)

 

Observa en este bodegón la importancia de las líneas iniciales. No has sido eliminadas porque como ya te hemos comentado, el artista las ha considerado de tal valor que, con ellas, realza y fortaleza el conjunto de su obra.

 

deGranero cursos dibujo Madrid (4)

 

Lo mismo sucede en este paisaje. Y es de advertir que, si desaparecieran, con ellas se iría el ensamblaje completo de un conjunto armonioso y lleno de realidad, en el que actúan como el esqueleto de un ser vivo, dándole robustez y forma.

deGranero cursos dibujo Madrid (1)

En este trabajo se ve a la perfección como se ha encajado a este ciervo a través de círculos y óvalos.

 

deGranero cursos dibujo Madrid (2)

 

En cambio este paisaje urbano, se ha encajado a través de cuadriláteros y líneas.

Esperamos que con esta breve explicación hayamos conseguido dejarte más claros algunos aspectos relativos al enccajado, nos encantará seguir enseñándote en nuestras clases de pintura en Madrid.

 

www.degranero.es