4 pasos para dibujar un paisaje que debes conocer.

En este artículo te contamos 4 pasos para dibujar un paisaje que debes conocer.

Paisaje es el nombre que el estudio de la historia del arte da al género pictórico que representa escenas de la naturaleza, tales como montañas, valles, árboles, ríos y bosques. Casi siempre se incluye el cielo (que recibe el nombre técnico de celaje), y las condiciones atmosféricas pueden ser un elemento importante de la composición. Además del paisaje natural, también se trata, como un género específico, el paisaje urbano. Tradicionalmente, el arte de paisajes plasma de forma realista algún paisaje real, pero puede haber otros tipos de paisajes, como los que se inspiran en los sueños (paisaje onírico, muy usado en el surrealismo).

En la historia de la pintura, el paisaje fue adquiriendo poco a poco cada vez más relevancia, desde su aparición como fondo de escenas de otros géneros (como la pintura de historia o el retrato) hasta constituirse como género autónomo en la pintura holandesa del siglo XVII. También es un motivo esencial para la pintura japonesa.

deGranero dibujar un paisaje a bolígrafo

Ahora si, vamos con estos 4 aparatados o pasos para dibujar un paisaje que debes conocer:

  1. Abocetar los diferentes temas de dibujo. El paisaje ofrece al artista una serie de elementos con los que puede disfrutar o componer con mayor libertad que en el resto de los temas pictóricos, posiblemente porque cualquier error es menos apreciable en el paisaje que en la figura o el bodegón. El paisaje exige una especial atención compositiva para repartir pesos y formas, un tema muy importante debido a al gran número de interpretaciones plásticas que posibilita. Una simple línea horizontal podría ser ya un paisaje, puesto que dividiría el espacio del papel y generaría una ilusión de horizonte. Con el horizonte se logra dar profundidad y situar el punto de vista del espectador. No se trata únicamente de trazar una línea sobre el papel, sino de situar los planos de profundidad. Al dibujar un paisaje, éste debe ser bien construido ya desde el principio, pues los trazos originales no hacen más que preparar el desarrollo posterior.
  2. Componer con la vista. Cuando el artista quiere dibujar un paisaje, al plasmarlo sobre el papel toma sólo un fragmento, es decir, no dibuja todo cuanto abarca su vista, sino únicamente una zona determinada. para ello debe hacer un esfuerzo de selección y de síntesis de lo que ve.
  3. Estructura e importancia del encuadre. Siguiendo con la importancia de la composición, esta propuesta trata conjuntamente los dos primeros aspectos del presente tema: el encuadre y la profundidad de términos. La relación entre los términos es tan necesaria en el dibujo de paisaje, que , sin un estudio adecuado, el trabajo podrá resultar un amasijo de tonos; en cambio, si se tienen en cuenta estas consideraciones, el paisaje será un verdadero recreo para la vista por su armonía y equilibrio. El encuadre de un motivo a representar se realiza mediante el dibujo esquemático de las líneas y formas más simples posibles que sintetizan los elementos principales que intervienen en la composición.
  4. Formas fundamentales y cálculo de distancias. Para dibujar un paisaje, podemos buscar puntos de referencia que permiten al espectador tener una cierta idea de las distancias. Algunos paisajes no tienen esta característica, sobre todo los románticos, en los que lo importante es impresionar al espectador al situarlo en una naturaleza sin referencias de tamaño. Pero en el dibujo realista, dichas referencias aportan la información imprescindible para que el espectador tenga una idea del entorno.

Hasta aquí este artículo en el que te damos 4 pasos o ideas para dibujar un paisaje que debes conocer. Siempre estaremos encantados de recibirte en alguno de nuestros cursos.