Clase de dibujo: La figura humana.

Una de las más importantes facetas del dibujo es el dominio de la figura humana.Así se lo explicamos a nuestros alumnos de clases de pintura en Madrid.

Por ser representación de nosotros mismos, y, en consecuencia, por intervenir, como ninguna otra imagen , en las obras de cualquier artista, necesita ser observada y trazada con cuidado esmeradísimo, pues cuantos pintores se han dedicado a la figura humana, no sólo se han conformado con plasmarla con precisión y realismo, sino que además han llegado, en su exactitud, a darle vida, pensamiento, sensaciones de todo tipo, hasta el extremo de presentarla con su verdad y carácter.

Existen cánones para calcularla en su proporción, miembro a miembro, detalle por detalle, y sistemas para incluso captar su movimiento.

  • Observa los esquemas que al respecto de la representación de la figura humana te presentamos, y, al propio tiempo, procura aprender la relación de proporciones que te damos seguidamente.

deGranero clases pintura Madrid. Dibujo

A nuestros alumnos de clases de pintura en Madrid se lo explicamos tomando la altura de la cabeza como unidad de medida (desde la parte inferior de la barbilla hasta el plano horizontal tangente al cráneo):

  • El hombre adulto mide, en total, siete cabezas y tres cuartos.
  • A los dieciocho años, siete cabezas y un cuarto.
  • A los once años, seis cabezas y tres cuartos.
  • A los seis años, seis cabezas.
  • A los tres años, cinco cabezas.
  • Y al año de vida, cuatro cabezas.

Esta cabeza-unidad se refiere, como es lógico, a la correspondiente de cada edad que, aunque sólo sea por curiosidad, te vamos a exponer en medidas de tipo medio normal, según la relación siguiente:

  • Medida de cabeza de hombre adulto: 23 centímetros.
  • Medida de cabeza a los dieciocho años: 22 centímetros.
  • Medida de cabeza a los once años: 18 centímetros.
  • Medida de cabeza a los seis años: 17 centímetros.
  • Medida de cabeza a los tres años: 16 centímetros.
  • Medida de cabeza al año: 15 centímetros.

Te develamos una conclusión. Cuando nacemos, nuestra cabeza es desproporcionada, grande, en una palabra, si la comparamos con el cuerpo, y que crece muy poco a través de la vida, muy al contrario de lo que pasa con el tórax, abdomen y extremidades.

Para convencerte tú mismo de la importancia  de estas proporciones, haz como hacen nuestros alumnos de clases de pintura en Madrid, los siguientes ejercicios: Traza un rectángulo cuya base sea de dos unidades cualesquiera y de altura siete más tres cuartos de estas mismas unidades. Cuadricúlalo por los puntos correspondientes a sus unidades, y encaja en su interior la figura de un hombre adulto, según vimos anteriormente. Te sorprenderá el realismo con que nace de tu lapicero esta representación de la figura humana.

Esperamos que con estos consejos dibujar figura humana te resulte mucho más fácil. Estamos a tu disposición en nuestras clases de pintura en Madrid.

 

www.degranero.es