Bastidor

El bastidor de cuñas es el soporte idóneo para tensar la tela, tanto para prepararla como para pintarla después. (Antiguamente el bastidor era fijo; el de cuñas no apareció hasta mediados del siglo XVIII.) Hoy existen diferentes tipos, numeraciones y formatos, establecidos internacionalmente.

Tipos de bastidor.

Existen varios tipos de bastidor. Los más corrientes son el español y el francés. De estos dos tipos de bastidores fabricados en serie, el primero puede resultar más reforzado por el tipo de ensamble que lleva; el francés, cuando no se fabrica en serie, también es seguro.

 

deGranero bastidor
Bastidor de tipo español (ensamble de cola de milano).

 

deGranero clases de pintura en Madrid
Bastidor de tipo francés.

 

Está también el bastidor de tipo belga, con dos cuñas en cada ángulo, lo que proporciona un tensado más regular. Recientemente han aparecido otros tipos de bastidores; sólo el tiempo dirá si son buenos o no.

 

deGranero clases de pintura en Madrid
Bastidor de tipo belga.

 

 

Numeración de los bastidores.

Con la finalidad de normalizar las medidas del largo y ancho de cada bastidor existe una numeración internacional, y así se puede decir que un bastidor es de l número 10, 12, 30, 50, etc.; A partir del número 40 los bastidores deben llevar un travesaño de refuerzo.

 

deGranero clases de dibujo en Madrid

 

Formatos.

Además de la numeración anterior; dentro de cada número hay tres formatos de bastidores que reciben los nombres de «figura» (F), «paisaje» (P) y «marina» (M), denominaciones que actualmente resultan algo absurdas, aunque sus medidas obedecen a una norma tradicional de origen estético aceptada universalmente. La medida de un lado es constante en los tres formatos, mientras que la otra va disminuyendo.

Como es natural, no siempre es necesario sujetarse a esos formatos preestablecidos, sino que el propio gusto e interés determinarán el formato apropiado.

Cuando se quiere disponer de bastidores cuadrados, una solución práctica es la de tomar dos bastidores de la misma medida y después de desmontarlos, proceder a su reconstrucción ensamblando los cuatro lados, con lo que se obtendrán dos bastidores cuadrados, uno más grande que el otro.

 

www.degranero.es