Barnices

Los barnices son preparados incoloros que secan con una cierta rapidez, formando una película fina, lustrosa y uniforme. Los buenos barnices han de tener un secado rápido, sin perder dureza ni velarse, y tienen que conservar toda su transparencia. Han de adherirse completamente a la superficie donde se aplican sin desprenderse ni agrietarse.

Hay que tener en cuenta, que los barnices no han de tener una consistencia más seca y dura que la capa de pintura sobre la que se aplican, si así fuera, al secarse se abriría formando grietas.

deGranero clases de pintura en Madrid

Tipos de barnices.

Entre los barnices más corrientes y tradicionales, hay de dos clases: los grasos y los resinosos, aparte de los sintéticos.

Los barnices grasos son derivados de aceites, generalmente cocidos o espesados al sol, y a veces también están mezclados con resinas.

Los barnices resinosos, que son los derivados de las resinas, tienen la ventaja, entre otras, de que son más fluidos que los derivados de los aceites y no se ensucian tanto.

Entre los resinosos, también se pueden distinguir dos clases de barnices, según se utilice como disolvente la esencia de trementina o el alcohol.

Barnices utilizados en la pintura al óleo.

Dentro del campo de la pintura al óleo se hallan los barnices llamados tradicionalmente de pintar, de retoque y de final. La mayoría de ellos están compuestos por resinas con esencia de trementina-

Barniz de pintar.

El barniz de pintar es un «médium» oleo-resinoso que se utiliza mezclado con la pintura (hace la pasta más fluida) para lograr transparencias y veladuras, evitando así que se tenga que emplear demasiado aguarrás. Una vez seca la pintura, la hace más dura y brillante. Seca con facilidad y permite repintar encima al cabo de poco tiempo.

Barniz de retoque.

El barniz de retoque es un barniz intermedio que sirve para refrescar la pintura ya seca, proporcionándole una cierta adhesividad que permite pintar como si se tratará de fresco sobre fresco. al tiempo que sube de tono los rechupados, deja ver el color como cuando estaba fresco.

Es conveniente extenderlo en frotados muy delgados, y sólo en el trozo que se va a pintar. También se puede emplear como barniz final provisional.

Barniz final.

El barniz final es el que se utiliza como protector de la pintura una vez terminada y bien seca la obra.

En este caso, no son recomendables los barnices grasos, porque se pueden enranciar. Tampoco son apropiados los resinosos disueltos en alcohol, ya que este último es un disolvente muy activo de la grasa, y si la pintura no estuviera bien seca,podría arrastrar el color; y (lo más importante) la excesiva sequedad que proporciona podría provocar grietas.

Así pues, los barnices más utilizados son los resinosos a base de almáciga o dammar, disuelta en esencia de trementina o de petróleo.

Los barnices finales pueden ser brillantes, satinados o mates.

 

deGranero TALLER DE DIBUJO, PINTURA Y FOTOGRAFÍA.

Clases de dibujo, pintura y fotografía en Madrid.

www.degranero.es