8 cosas sobre los colores que debes conocer.

En este artículo te explicamos 8 cosas sobre los colores que debes conocer. Para nosotros, aspectos básicos en torno al color, que cualquier persona que se dedique al mundo de la pintura debe tener presentes.

  1. Colores luz y colores pigmento. La vista, los ordenadores, la televisión, la fotografía y todos los medios que se expresan con la luz se basan en los colores espectro. En pintura, que es donde se plasman físicamente los colores, las condiciones son contrarias, ya que pretende imitar aquello que en realidad se produce mediante la luz y el proceso de creación de los colores hace que la unión de éstos actúe de modo distinto. Con la luz , la unión de los tres primarios (el azul intenso, el rojo y el verde) se consigue el blanco. Con el pigmento, la unión de los primarios (magenta, azul cian y amarillo) se consigue el negro.
  2. Colores primarios. Se considera ‘color primario’, antes llamado color primitivo, al que no se puede obtener mediante la mezcla de ningún otro. Este es un modelo idealizado, basado en la respuesta biológica de las células receptoras del ojo humano (conos) ante la presencia de ciertas frecuencias de luz y sus interferencias, y es dependiente de la percepción subjetiva del cerebro humano.
  3. Colores secundarios. Los colores secundarios puros  son aquellos que surgen de la mezcla de dos primarios en proporciones iguales. Los secundarios en pigmento son los primarios en colores luz y viceversa. En pintura, los secundarios son el rojo anaranjado, el azul violáceo y el verde. El color rojo surge de la mezcla del color amarillo y el color magenta, el color violeta sale del color cian mezclado con el color magenta, y el color verde, de la mezcla del color azul y el amarillo. Si las proporciones entre primarios son desiguales, se obtienen naranjas, verdes azulados, violetas, etc. pero éstos  no serán secundarios puros.
  4. El circulo cromático, es la forma más sencilla de representar visualmente todas las variaciones de color entre los tres primarios. En el centro de cada separación entre primarios se encuentran los secundarios; cuantas más divisiones se realicen en este círculo, más colores distintos se obtendrán. Si además se añade blanco a las mezclas para iluminar cada tono, o negro para oscurecerlo, la paleta se hace prácticamente infinita. Se debe tener siempre muy presente que de los colores primarios surgen todos los demás y que la riqueza de una paleta muchas veces radica en la habilidad del pintor para crear mezclas (consulta nuestro artículo 14 colores que debes tener en tu paleta).
  5. Colores fríos. El azul es el color más frío, aunque dentro de esta familia también figuran algunos verdes y violetas. El azul determina la frialdad de un tono; cuanto mayor carga de este color tenga, más frío será. En el círculo cromático, los colores más cercanos al azul forman la gama fría propiamente dicha. No todos los verdes y violetas pueden clarificarse como fríos. Cuanta más cantidad de color cálido interviene en la formación del verde o violeta, menos frío se vuelve. Los tonos verdes muy amarillentos y los cálidos y violetas muy cercanos al carmín serán cálidos.
  6. Colores cálidos. Transmiten una sensación de calidez y proximidad. En la paleta son los amarillos, los ocres, los rojos, los naranjas, los carmines y los terrosos. Si bien los ocres y marrones forman parte de la gama quebrada, el predominio del rojo y amarillo que poseen los vuelve fuertemente cálidos. El color de un cuerpo se determina por la luz que incide; por eso, según la hora del día o la luz que recibe, un elemento puede aparecer dominado por los tonos fríos o cálidos. Por efecto de la atmósfera, los cuerpos más cercanos al espectador presentan unos matices más cálidos.
  7. Colores quebrados. Los colores marrones y los grises se denominan “quebrados”. Éstos se obtienen con la mezcla de los tres primarios, aunque en distintas proporciones. Así pues, en los grises se encuentra una carga de azul bastante grande, mientras que en los marrones los que dominan son los rojos y los amarillos. Según sea la cantidad  de uno u otro color, se obtienen los sienas, bastante rojos, o los ocres, bastante amarillos.
  8. Armonizar el color. Una vez se comprenden los conceptos frío y cálido, primario y secundario, se pueden hacer tantas combinaciones como se desee a la hora de realizar una composición cromática. os tonos similares siempre armonizan, mientras que los contrarios  contrastan y se complementan . Cuando se busque una armonía y una atmósfera unificada, deberá tenerse en cuenta como se colocan los colores y qué papel juegan unos junto a otros. Si no se quiere contraste, se matizarán los tonos contrarios para que su visión uno junto a otro no resulte estridente.

Hasta aquí este articulo sobre el color en el que esperamos haberte enseñado algo nuevo.