5 formas de pintar con acrílico que debes conocer.

En este artículo te enseñamos de forma resumida 5 formas de pintar con acrílico que debes conocer. Esperamos que después de leer estos consejos adquieras más recursos para trabajar en tus cuadros con este material plástico que es la pintura acrílica.

  1. Húmedo sobre seco o capa sobre capa: La primera de 5 cinco formas de pintar con acrílico que te presentamos, es la más habitual de todas. Hay que tener en cuenta que a diferencia con el óleo, el acrílico seca muy rápidamente y por tanto podemos trabajar en una sesión sobre una misma zona varias veces. Esta forma de pintar consiste en dejar secar una zona y volver a pintar sobre ella cuando ya está seca.
  2. Húmedo sobre húmedo: Es la segunda de las 5 formas de pintar con acrílico que te queremos enseñar. Como te he explicado en el primer punto, el acrílico seca en poco tiempo, por tanto, o eres muy ágil y dominas bien la técnica o te resultará complicado aplicar así la pintura. Te presentamos una solución para poder mantener la pintura fresca más tiempo, es el conocido retardador de secado. Añadiendo unas gotas de éste a la  mezcla antes de aplicar la pintura sobre el soporte conseguirás que se mantenga fresca más tiempo y tendrás más facilidad por ejemplo para hacer fundidos de un tono con otro.
  3. Transparencias: La tercera de las 5 formas de pintar con acrílico que te enseñamos es la pintura por transparencias. ¿En qué consiste esta técnica? Simplemente en aplicar capas finas de pintura que dejen ver o que hay debajo, es decir, lo que hemos pintado anteriormente. Las transparencias se consiguen mezclando colores y añadiéndoles agua en función de lo transparente que quieras la pintura, pero te recomiendo que a esto le añadas un poco de acetato de polivinílo, que es una colo sintética del estilo de la que lleva el propio acrílico. Así conseguirás una transparencias mucho mejores. Se parecen a las veladuras que consigues con el óleo.
  4. Empastes con espátula: La cuarta de las 5 formas de pintar con acrílico que debes conocer son los empastes.  El acrílico es una pintura plástica, y por mucho que tu coloques grandes cantidades de pintura en el cuadro, siempre tiende a estirar (la capa de pintura) y quedarse plana, sin relieve. Para conseguir empastes y pintar con espátula, deberás añadir a la pintura alguna materia de carga (piedra pómez, creta, yeso…) y amasarlo bien con la espátula adquiriendo la densidad deseada. Posteriormente valiéndote de la propia espátula podrás aplicar la pintura sobre el soporte dejando los relieves que desees.
  5. Acrílico denso: Se parece un poco a la cuarta de las 5 formas de pintar con acrílico que te mostramos en este artículo. Para conseguir que el acrílico sea más denso, es decir, menos líquido y por tanto podamos dejar pinceladas gruesas sobre nuestro soporte, debemos añadirle un gel de engrose. Se venden en cualquier tienda de Bellas Artes. Sólo tienes que añadir a tu mezcla un poco de este gel y mezclarlo bien, así podrás dejar calidades de empaste a tu gusto.

Esperamos que después de haber leído este artículo sobre las 5 formas de pintar con acrílico que debes conocer, te hayamos abierto nuevas formas de trabajar con este material en tus cuadros. Te recomendamos leer también 10 consejos para pintar con acrílicos, un artículo en el que te damos más pautas para pintar con este material.