4 reglas de composición pictórica que debes conocer.

La composición de un cuadro es la forma en la que los elementos se encuentran distribuidos en una espacio representativo. Una composición es correcta cuando se aprecia un equilibrio visual al contemplar una obra, ya sea figurativa o abstracta. El número de objetos que intervienen en un cuadro es un factor decisivo para la composición. Ésta será más compleja si el número de objetos es muy complicado.

Una vez aclarado lo que es la composición, te presentamos las 4 reglas de composición que debes conocer:

  1. El peso de los objetos: El peso de un objeto guarda estrecha relación con su posición en el cuadro, lo cual depende de varios factores, como la cantidad de objetos (cuantos menos hay, más importancia tienen) y la distancia del punto de vista (cuanto más cercanos, más pesados son). A la hora de componer un cuadro, los elementos tienen mayor peso, si se sitúan en el lado derecho, y menor si lo hacen en el izquierdo, más en la parte inferior y menos en la superior.
  2. Composición y equilibrio: Se dice que un cuadro está equilibrado cuando los elementos quedan bien distribuidos en él, lo cual implica el número de elementos representados, a la distancia existente entre ellos y el punto de vista del espectador. Una obra se divide en cuatro cuadrantes; el inferior derecho es el de mayor peso, y el superior izquierdo, el de menor. Los objetos así distribuidos dan una sensación de reposo y solidez, sea cual sea el tema representado.
  3. Formas compositivas: Hay múltiples maneras de componer en cuadro. Incluso las más disparatadas pueden constituir un buen recurso para lograr efectos especiales. Los métodos tradicionales de componer se basan en la colocación de los elementos representados alrededor de un centro que es el punto medio del cuadro. Si sólo hay un único elemento, éste se situará en ese centro, y si hay más, deberán distribuirse con respecto a dicho centro.
  4. El espacio del cuadro: Un cuadro de un mismo tamaño puede representar un punto de vista cercano, uno lejano o uno medio, lo cual tiene mucho que ver con el tema; así los grandes paisajes exigen una visión distante de los elementos, en cambio los bodegones sencillos y con pocos elementos requieren un acercamiento al modelo para quedar situados correctamente en la superficie.

Hasta aquí las 4 reglas de composición pictórica que debes conocer. Esperamos haberte enseñado algo nuevo. Siempre estaremos encantados de recibirte en nuestras clases de pintura en Madrid.